Latest Entries »

LA FELICIDAD

Todos los seres humanos Lo que más deseamos y buscamos en la vida es la felicidad, pero en ocasiones somos nosotros mismos los que ponemos barreras para conseguirla aún cuando pensemos que estamos haciendo todo lo posible y poniendo nuestro mayor esfuerzo para alcanzarla, la felicidad no es un destino a donde se llega sin más, la felicidad se consigue paso a paso en nuestro camino por la vida, y en ese camino nos encontraremos con problemas que son los que tenemos que ser capaces de enfrentar y diferenciar.

Hay personas que tienen miedo a alcanzarla y aunque la tengan delante no ven qué está ahí, no saben apreciar o entender que lo que tienen es lo que les hace felices, otros piensan que la felicidad es el ¿dinero?, ¿la Fama?, ¿la posición?, ¿el tener o ser más que los demás?.

Si de verdad queremos vencer estos obstáculos y formar parte del grupo de gente que sí es feliz porque se conforma y valora lo que tiene, debemos seguir unas pautas para lograrlo.

1.- Deshacernos de nuestra armadura, no debe importarnos que nos vean como somos en realidad, no tenemos porque fingir ser lo que no somos solo por lo que de nosotros puedan pensar los demás, también debemos apartar ese miedo que con frecuencia tememos a ser felices porque pensamos que no lo merecemos, ese miedo es el que nos lleva a protegernos y colocarnos esa armadura en la que quedan atrapados nuestros sueños y deseos con la pensando que así nadie podrá verlos, alcanzarlos ni destruirlos, el resultado de esconderlos es que no damos un solo paso para hacerlos realidad, somos nosotros mismos los que ponemos las barreras .

Hay que ser conscientes de que al ocultar nuestros sueños no los estamos protegiendo, lo que estamos impidiendo es que se realicen cuando lo que debemos hacer es luchar con todas nuestras fuerzas y energías para convertirlos en realidad, esta decisión en ocasiones podrá llevarnos a tener desilusiones, desengaños, incluso a lastimarnos; pero también sí somos constantes y no nos rendimos nos llevará a lograr éxitos que de otra forma no conseguiremos jamás.

2.- Conectarnos con los deseos de nuestro corazón, para cerciorarnos de cuáles son los sueños y los deseos que duermen en el fondo de él, considerarlos y tratarlos como lo más importante de nuestra vida, y si fuera necesario anotar esa idea, ese sueño aunque nos parezca absurdo, cuando no tenemos claras cuáles son nuestras metas en la vida y por ello no sabemos cómo alcanzarlas, es una buena idea ayudar a nuestro cerebro a realizar esta exploración, lo importante es lograr conectar con lo que nuestro corazón desea realmente para así llegar a distinguir los diferentes caminos que tenemos para alcanzarlos, esos esfuerzos que estamos realizando nos llenarán de satisfacción, incluso podremos ver el comienzo de la felicidad.

3.- Todos somos mental y físicamente capaces de hacer todo lo que nos propongamos; los límites sólo los ponemos nosotros y ese miedo, todos merecemos el éxito, el amor, la felicidad…, es más cómodo o fácil decir “NO PUEDO” y es ese mismo pensamiento el que nos impedirá luchar por conseguirlo, el poder de la palabra es muy importante, más cuando nos lo estamos diciendo a nosotros mismos, si de verdad deseamos alcanzar esa felicidad tendremos que empezar por practicar una actitud positiva, fomentando la confianza en nosotros mismos, decir siempre “SI PUEDO” a todos los retos que nos plantee la vida, si lo hacemos así descubriremos que podemos hacer cosas que antes pensábamos eran inimaginables, imposibles, incapaces de lograr.

Para ser feliz es muy importante la honradez para seguir el camino correcto, no caer en la mentira, el rencor, el odio, el egoísmo…, para ser feliz simplemente hay que aceptar que lo que tenemos es lo más hermoso que se puede tener LA VIDA, y dar gracias cada nuevo día, luchar por nuestros sueños sin desear ser más que los demás, siendo nosotros mismos porque esa es la verdadera felicidad.

El dinero, la fama, la posición, son importantes si lo que buscamos es una felicidad efímera, pero si realmente deseamos encontrar la felicidad debemos perseguir y luchar por nuestros sueños, nuestros ideales, porque hay algo que jamás se podrá comprar con dinero y es LA VERDADERA AMISTAD, EL AMOR, CONTEMPLAR UN AMANECER, UNA PUESTA DE SOL…

La vida es el mejor regalo que nos han dado, no la desperdiciemos buscando únicamente lo material

LECCIONES DE VIDA

La Vida es la encargada de enseñarnos los caminos que tendremos que recorrer, el hombre debe aprender a recorrerlos, a soñar incluso cuando está despierto, a nadar contra corriente cuando es necesario, el camino no siempre será fácil pero así se aprende a nadar contra la corriente con cada uno de esos tropiezos que demos, que a su vez serán lecciones que iremos aprendiendo, en ese mismo camino también tendremos que aprender a vencer el miedo al miedo, a reírnos de nosotros mismos, solo así aprenderemos de los errores cometidos.

El Hombre aprende porque la Vida enseña, a reír y llorar, a amar, a tener una ilusión y pederla, a tropezar con las mismas piedras siempre, pero también a levantarse nuevamente y seguir haciendo camino.
Yo he aprendido que los sueños son los que mantienen viva la esperanza porque se que aunque el invierno sea frío y duradero, aunque las tormentas sean duras y destructivas, aunque hay ocasiones en las que vivir es más difícil que morir, soñar nunca se olvida, y esos sueños son los que finalmente conseguirán que terminemos nuestro camino.

Hay tantas cosas que nos quedan por aprender, tantas por enseñar, no debemos rendirnos si la vida nos golpea, es su enseñanza, aprendamos de esos golpes pero nunca para quedarnos parados llorando, aprendamos a seguir luchando porque eso significa vivir, solo nosotros podemos poner el limite o final al camino, si nos rendimos, si nos quedamos llorando entonces sí habremos perdido la oportunidad de saber que hay en ese camino que todavía nos queda por recorrer.

VIVE POR MUY DURAS QUE SEAN LAS LECCIONES QUE LA VIDA TE ENSEÑE.

LOS MILAGROS

¿Quién no ha pedido en alguna ocasión que suceda un milagro?, ¿pero realmente qué es un milagro?, los milagros son creaciones de amor, nacen del amor y se magnetizan con el amor.

Si realmente quieres conseguir o recibir un milagro lo único que necesitas es la auténtica intención de que así sea, y siempre que seas capaz de crear las visiones más grandes y elevadas posibles. Cada persona somos generadores de energía afectiva, y esa energía que está en nuestro interior es capaz de crear todo lo que deseemos, pero solo lo conseguiremos cuando de verdad seamos capaces de creer en nosotros, en nuestro potencial, en toda esa energía que llevamos dentro. Los milagros son el resultado del amor, si abrimos nuestro corazón, si nos amamos a nosotros y a todos los demás, nuestra vida será siempre un milagro.

En la medida en que nos abrimos y transmitimos todo ese amor, los milagros se cruzarán en nuestro camino. Si deseas conseguir algo utiliza tu mente para visualizarlo y luego abre tu corazón, cuanto más amor seamos capaces de transmitir al mundo… más abundancia de milagros recibiremos a cambio, si deseamos acelerar el proceso y crearlos debemos proyectar troda nuestra energía en ese deseo, abrir nuestro corazón, tener confíaza y fé, querernos y aceptarnos como somos con nuestros defectos y nuestras virtudes, amar a los demás y demostrar ese amor con nuestros actos de cada día.

Ama a la gente todo lo que puedas, sé amable y cariñoso, pronuncia palabras afectuosas, perdona a los que te ofendieron o no supieron respetarte y piensa siempre con amor en los demás, todo lo que envíes es lo que te será devuelto, por ello cuanto más amor seas capaz de ofrecer a los demás ese efecto boomerang hará que te sea igualmente devuelto multiplicado.

No juzgues ni critiques si no deseas ser juzgado o criticado, si tratas a los demás con amor, atraerás hacia ti muchas más oportunidades, esos milagros que estás buscando, el amor nos introduce en una órbita superior y atrae cosas buenas que nos aportan mucho más de lo que pensamos, son acontecimientos que suelen producirse cuando olvidamos nuestros miedos o desconfianza hacia los demás y confíamos en los consejos de nuestro interior, de nuestro corazón.

También es más fácil que se produzcan más milagros en situaciones de crisis, porque éstas hacen aflorar a nuestra conciencia la parte más profunda de nuestra alma, concentrándose en nuestro interior, conecta con esa parte de ti que tiene las respuestas, cuando nos adentramos en nuestro interior, cuando, buscamos en nuestra alma, cuando dejamos salir ese niño que todos llevamos dentro o cuando pedimos ayuda, las respuestas afloran automáticamente y es entonces cuando se producen los milagros.

Es muy importante aprender a sumergirnos en nuestro interior, los milagros son el resultado de esta inmersión que nos abren para recibir el amor que el universo nos envía ponemos en movimiento la creación de milagros en nuestra vida. ¿Existe en este momento algún milagro que desearías se produjera en tu vida? ¿Estás abierto para recibirlo? Si es así, pide al universo, a tu alma, a tu Yo Superior, o a la Divinidad de cualquier forma como tú le llames, que este milagro se manifieste en el aquí y ahora en tu vida.

LA VIDA ES EL MAYOR MILAGRO Y EL MAYOR REGALO QUE NOS HAN HECHO, NO LA DESPERDICIES CON ODIOS O RENCORES QUE SOLO TE HCEN DAÑO A TI.

ADIOS AL 2010

El 2010 ya se marchó, un año más se ha ido y uno nuevo comienza, y para comenzar este nuevo año me gustaría hacer algunas peticiones.

Que todos los niños del mundo tengan una sonrisa en su cara, una vivienda digna, un plato de comida en su mesa.

Que se acabe con la violencia, tanto en mujeres, como hombres, niños, animales, naturaleza.

Que finalmente terminen todas las guerras y todos los pueblos del mundo puedan vivir en PAZ.

Que se abran todas las fronteras, se quiten todas las alambradas y los muros.

Que dejemos de matar por matar indiscriminadamente animales y peces, contaminar los mares, de talar árboles, de quemar bosques

Que dejemos de contaminar el planeta y comencemos a cuidarlo.

Que hablemos más con el corazón dejando a un lado los odios, los rencores, las envidias y utilicemos más las palabras amistad, comprensión, fe, y la más importante AMOR.

También para comenzar éste nuevo año quiero dejaros UNA RECETA ESPECIAL.

En una cacerola derretir la inercia, la amargura el tedio.

En un recipiente aparte pelar a tiras la ansiedad, picar muy fino el egoísmo, poner en remojo el yo hasta que macere cuidando que no se derrita completamente.

El rencor que es furia rancia machacarlo en una tabla, trocear los reproches los celos las envidias.

Tirar a la basura el odio, la maldad, la pereza que nos impide pensar, la vanidad de creer que somos perfectos y nunca cometemos errores, y cuando los cometemos tener la valentía de admitirlos.

Dejar mucho tiempo bajo el grifo hasta que se cuelen totalmente los remordimientos por el pasado, la culpabilidad por el presente y el miedo al futuro.

Amasarlo todo con cordura pero sin ahorrar algún gramo de locura.

No hay que preocuparse si tarda en ablandarse, la impaciencia no es compatible con la ternura, sazonar con la defensa de nuestros derechos pero también con los de los demás.

No debemos preocuparnos si en principio el plato nos parece triste, con paciencia comprobaremos que poco a poco va embelleciéndose cada vez más.

Cocinarlo al fuego lento de pasión pero vigilando que no se queme.

Podemos decorarlo con armonía y distribuirlo en una fuente con imaginación y mucho amor.

Dejar reposar dos horas o incluso si es necesario dos años, cuanto más tiempo repose mejor será el resultado.

Cuando esté listo para servir hacerlo en platos llenos de sueños e ilusión, y si te gusta ésta espero te acuerdes un poco de mi cuando lo tomes, la compartas también conmigo y sientas como penetra en tu corazón.

FELIZ AÑO PARA TODOS.

OTRO AÑO MAS

Hoy desperté recordándote, aún me pregunto ¿porque te fuiste así?, de esa manera tan trágica, tan repentina, pero ¿sabes? ya aprendí de mis errores, aprendí de mis equivocaciones, aunque también aprendí que nunca dejamos de equivocarnos y de seguir aprendiendo en la vida.

Hoy desperté recordándote y me di cuenta de que a pesar del tiempo transcurrido nunca te olvidaré, pero también me desperté sabiendo que seguiré luchando para seguir adelante, que seguiré luchando para lograr cumplir todos esos sueños que todavía hay en mi corazón, hoy me he despertado sabiendo que hay muchos ángeles en mi camino para ayudarme, para guiarme en ese camino que aún me queda por recorrer, muchos ángeles que me iluminan con su luz y cuidan de mí y entre esos ángeles te encuentras tú, sé que siempre seguirás a mí lado para ayudarme a que no me rinda, y sigo cumpliendo la promesa que te hice antes de partir, vivo por ti y por mí, sigo contemplando todas las cosas maravillosas que la vida me ofrece y que tú me enseñaste a valorar a comprender y a querer.

Que rápido pasan los años, se han cumplido ya 7 desde que te fuiste, el tiempo poco a poco va llevándose la tristeza de perderte, y dejando la nostalgia de tu recuerdo que siempre seguirá vivo en mi corazón.

Sigo mirando al cielo cada noche a esa estrella que más luce, esa estrella en la que estás tú.

Te quiero flacucho, vivirás por siempre en mi corazón.

ABRE TUS VENTANAS

Abramos las ventanas de nuestros corazones y dejemos el alma airear. ¿Sabes de aquel olor a moho de un sueño que envejeció y nosotros ni nos dimos cuenta?.

Dejemos que el viento los lleve bien lejos y liberémonos del residuo amargo de todo el dolor y rencor; hagamos una buena limpieza de los cristales de la ventana de nuestros corazones y así podremos ver mejor la vida afuera. Dejemos que la luz lo inunde todo, borremos las marcas de las decepciones, las tristezas del fracaso, el vicio de sufrir por sufrir, y por encima de todo permitamos que el sol derrita el hielo de la soledad y de nuestro corazón.

Enamorémonos por una sonrisa y sonriamos también, iluminemos las ventanas de nuestros ojos y amemos a la persona que el espejo refleja todas las mañanas. Abramos todas las ventanas de los antojos y derrochemos sueños: nadie sueña vanamente y tampoco es verdad que los sueños huyan, que las personas desistan o que ellos se mueran.

Afirmemos nuestros antojos sobre bases sólidas y construyamos día a día escalones para que podamos llegar hasta nuestra meta y después, aplaudiremos porque lo hemos conseguido.

No permitamos que ninguna sombra pesada borre el sol, que ninguna pared aprisione el viento y calle el sonido de la vida. Nunca nos transformemos en huérfanos de luz. Diseñemos un horizonte más allá de la ventana, exageremos en los colores y entrelacemos alegrías entre las hojas. Hagamos florecer todos los campos que nuestra vida alcanza, después…vayamos más allá.

Expongamos en la ventana toda la alegría de vivir, mostremos al mundo un rostro luminoso, una faz sin arrugas de preocupaciones. Dejemos ampliar la presencia de la ternura, sembremos la brisa de un gesto, una frase dulce o un suspiro porque talvez un alma conmovida la escuchará y la devolverá el eco de nuestras voces.

Desviemos nuestras miradas de las cosas tristes e infelices, transformemos en un oasis toda la aridez que encontremos en nuestro camino, tiremos para afuera aventuras y aventuras a través de nuestra ventana. Esparzamos el polvo dorado de nuestros sueños más allá de la ventana, plantemos flores, cosechemos encantamientos. Permitamos que las semillas de la felicidad contaminen toda la tierra inundandola de risas y alegría.

Rehagamos nuestras creencias, redimamos equivocaciones o culpas. Regeneremos errores y fallos y distribuyamos el perdón. Valoremos siempre lo mejor de cada persona y principalmente lo mejor que exista en nosotros.

Abramos la ventana de nuestras vidas y que se llene cada cosa, por muy pequeña que sea. Vivamos la forma adulta de ser niños. Abramos la ventana y no miremos pasar la vida a través de ella.

¡¡¡¡¡¡VIVE!!!!!!!

Autor: Victor de Asturias

PERCEPCIONES

En el mundo en que vivimos conviven cosas maravillosas con el dolor, el miedo, la desesperación; y podemos decir que unas no podrían vivir sin las otras, risas y lágrimas siempre van unidas.

Para lo que no encuentro explicaciòn es para el aburrimiento pero el aburrimiento existe en todas esas personas que tienen los ojos, los oídos, el olfato y el tacto dormidos, porque los paisajes pueden aparecer y los objetos ser observados con cualquiera o con cada uno de nuestros sentidos, es más, aún en los casos en los que se carece de alguno de ellos, hay personas que son capaces de mirarlos, tocarlos, olerlos simplemente con su deseo vive presente en ellos y disfrutan de la música, la pintura, un amanecer… porque sólo quién mira con los ojos del corazón es capaz de ver todas las maravillas que hay a nuestro alrededor y que no vemos porque no nos detenemos un momento a contemplarlas.

Diderot escribió un libro titulado Carta sobre los ciegos para uso de los que ven en el que el escritor explica cómo ve una muchacha ciega los contrastes y matices del color; y cómo un geómetra sin ojos enseña su materia, en la cual parecería que nada puede librarse de la forma, y que la forma es percibida sólo con la vista.

Cuando era pequeña escuché una frase que se quedó grabada en mi mente, “cuando la vista se acorta es cuando se empieza a ver”, en ese momento no entendía lo que era el aburrimiento, cuando se es niño nunca te aburres, siempre hay algo que te atrae, quieres verlo todo, aprenderlo todo, si miras, ves, observas, no puedes jamás aburrirse en el mundo al menos es lo que pensaba a esa edad.
.
Para la filosofía oriental el célebre “Despertar” no es un momento en que el mundo se convierte en milagroso y caen flores del cielo, el verdadero despertar es empezar a comprobar que el mundo es efectivamente un milagro, cualquier camino es bueno para buscar, incluso para aquellos que no creen en nada.

Para abrir los regalos que la vida nos dio cuando nacimos, solo necesitamos observar, deberíamos abandonar la idea de clasificar como quien deshoja margaritas: me gusta, no me gusta, y utilizar el hábito de preguntarnos ¿qué puede decirme si escucho atentamente una fruta, el cielo, las montañas, los mares, ¿porqué cuando nos sentamos sin prisa nos emociona un anochecer en el río con la luna reflejándose en él? ¿porqué es bello? ¿y qué es lo bello, lo bueno, lo malo, lo feo, lo que nos gusta o no de las cosas que encontramos en esos momentos que detenemos nuestra carrera y miramos lo que hay a nuestro alrededor?.

Todos los seres humanos llevamos incorporada una máquina de percibir que es como un caleidoscopio no sólo de colores y formas sino de perfumes, de sensaciones, cuando llevamos a nuestros hijos a un museos y les explicamos antes de salir de casa la forma en la que deben observar todo lo que van a ver en ese museo lo observarán con mayor atención porque a observar no se aprende en rápidos resúmenes o manuales, pero si podemos ayudarles:respondiendo a sus preguntas porque todo el conocimiento es una respuesta a una pregunta, y si indagamos lo suficiente para dar nosotros mismos con la respuesta, la percepción es doblemente satisfactoria.

LLEGA LA NAVIDAD

Un año más llega la navidad: las calles, las casas, todo se engalana con luces de colores, todo brilla e incluso el cielo parece que esté más lleno con miles de estrellas que brillan con toda su intensidad; por unos días se olvida todo y sólo se ve el resplandor de ese brillante colorido incluso en nuestros corazones que ahora se llenan de amor.

Risas y alegrías llenan las calles adornadas; las tiendas y los centros comerciales igualmente se visten de fiesta y lucen en sus escaparates infinidad de regalos. Todos vamos deprisa, compramos de manera compulsiva tanto comida como esos regalos que nos intercambiaremos con la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos; nuestros ojos solo ven todas esas luces, esos adornos, esos regalos. Por unos días dejaremos atrás el dolor, y este, quedará arrinconado en nuestro corazón ahora lleno rebosante de deseos Felicidad, Paz y Amor.

Pero la realidad sigue ahí, porque esa Paz, ese Amor que ahora derrochamos seguirán quedando en el olvido por las ansias de poder que a pesar de las luces, los adornos, los regalos nunca se olvidan realmente por la gran mayoría de las personas porque… sólo son caretas con las que intentamos disfrazar la realidad.

Navidad: apagar el sonido del hambre, de las enfermedades, del miedo que sigue cubriendo nuestro planeta. Sólo por unos días cambiaremos la tristeza por alegría, las lágrimas por sonrisas, el odio por amor Un año más llega la Navidad ¿pero realmente la Navidad cambiará las ruinas por ciudades, la muerte por vida? ¿terminará con las guerras, con el hambre, con las enfermedades que hacen morir a miles de personas diariamente y llenará la cara de todos los niños del mundo de risas o recibirán todos ellos también la visita de papá Noel o los Reyes Magos?.

Soñaba mi corazón abrazado a la esperanza que tal vez llegue un día en el que dejemos de fingir, soñaba mi corazón con la Navidad, una Navidad que de verdad lograra que todos los seres humanos dejaran de ser egoístas y crueles, una Navidad que dure 365 días en los que igualmente tengamos ese mismo espíritu generoso, 365 días de Paz, Amor, Alegría, Pan, Bienestar, Sonrisas, 365 días en los que siga brillando esa luz y esperanza que ahora nos ilumina, que el sol con sus rayos caliente por igual a todo el mundo, que se enciendan hogueras de amor, hogueras que logren que el odio se derrita como lo hace la nieve con el calor y nos conduzca hacia el manantial de la verdad, que se paralice la barbarie del fuego del hambre, las enfermedades, las guerras.

Seguiré soñando con la esperanza de que finalmente un día llegará de verdad la Navidad a todos los corazones por igual.

LA FELICIDAD


¿Que es la felicidad?, la felicidad es una elección personal que tomamos aún cuado estemos atravesando por situaciones dolorosas, de haber sufrido pérdidas que nos han dejado sumidos en la oscuridad, de todos esos acontecimientos que nos llevan a mirar sin ver, a pensar que ya nada tiene sentido, pero es justo en esos momentos cuando comienza el proceso de curación psicológica que nos llevará nuevamente de vuelta a la vida normal si somos capaces de levantarnos, de dejar de lamentarnos, de limpiar nuestras lagrimas y continuar sabiendo que todas las heridas cicatrizan, que después de una gran tormenta el sol vuelve a brillar, y que solo así aceptando lo ocurrido podremos nuevamente volver a sonreír, seguir recorriendo el camino incluso sabiendo que tal vez volvamos nuevamente a tropezar y caer.

El proceso llevará tiempo, nadie se cura de un día para otro, solo ese tiempo logrará que consigamos ir dejando atrás todos esos dolorosos momentos, aceptar la realidad, no negarla o evitarla, hacerle frente, esos hechos que nos causaron dolor ocurrieron ayer, pero aún estamos a tiempo de vivir un mañana lleno de esa felicidad que nos está esperando, solo hay que salir a buscarla sin miedo, sin pensar que nuevamente nos dañarán, abrir nuestras alas y volar muy alto hasta alcanzarla porque ella está ahí esperando y únicamente cuando dejemos atrás todos esos miedos la podremos alcanzar.

Con frecuencia tememos ser felices y ocultamos nuestras ilusiones y sueños porque pensamos que no merecemos la felicidad y nos da miedo tratar de alcanzarla, por ello nos escondemos con demasiada frecuencia tras una armadura en la que no silo nos escondemos nosotros, también encerramos esos sueños y deseos para que nadie pueda alcanzarlos ni destruirlos y el resultado es que estamos negándonos el derecho que tenemos para hacerlos realidad.

Debemos aceptar que al reprimir nuestras ilusiones, nuestros sueños no los estamos protegiendo solo estamos impidiendo que se realice, y que solo haciendo un esfuerzo verdadero, creyendo en nosotros mismos podremos convertirlos en realidad.

La felicidad es algo que todos buscamos, con lo que soñamos, por lo que luchamos, es la que nos hace vivir, seguir, caminar, correr, volar, y solo aquellos que la persiguen sin importarles lo que encontrarán en el camino hacia ella, habrán ganado algo muy importante en la vida además de la felicidad también habrán alcanzado LA LIBERTAD.

LA REALIDAD


¿Qué es la realidad?, ¿es como la vemos?, yo prefiero pensar que es un lugar en el que los sueños, los anhelos, las ilusiones y la esperanza viven guardados en nuestro interior y que sólo la llave de la fe y del amor tienen la capacidad de abrir para mostrarnos que la realidad no es aquella que nos niega la oportunidad de vivir feliz, sino aquella que cada uno de nosotros puede construir con todos esos sueños que tenemos guardados, los anhelos olvidados, las ilusiones dormidas y la esperanza que aguarda ser revivida, no debemos olvidar que la felicidad está dentro de nosotros y solo debemos dejarla salir.

Debemos seguir nuestro instinto, dejar que sean nuestros sentimientos los que nos animen a continuar con lo que tenemos en la mente, dejar salir todo lo que llevamos dentro del corazón aún cuando sabemos el riesgo que ello implica, aún cuando sabemos que tal vez podamos equivocarnos y tropezar una vez más, seguir sin miedo y no mirar atrás, la realidad solo la hacemos nosotros cuando seguimos creyendo en que podemos alcanzar todos esos sueños a pesar de los tropiezos que nos encontramos en cada paso que demos, porque sólo creyendo en nosotros seremos capaces de llegar a nuestra realidad.

Todos tenemos el instinto de pelear aunque a veces se nos olvide, y cuando se tiene ese pensamiento en el corazón de realizarlo, la oportunidad de hacerlo, ¿por qué no? ése es nuestro verdadero yo, no importa cómo lo vean los demás, lo que importa es cómo lo vemos nosotros, si realmente es lo que queremos hacer, si de verdad creemos en nosotros no debemos permitir que nada ni nadie nos lo impida, seamos nosotros únicamente los dueños de nuestra vida, y si nos equivocamos al menos lo habremos intentado, pero nunca dejar de hacerlo por lo que nos digan los demás, la realidad no es la que otros nos puedan decir, nuestra realidad será la que nosotros luchando sin rendirnos seamos capaces de alcanzar, no pensemos más en lo que sucederá y seamos capaces de enfrentar todas las pruebas, ¿cuántos sueños hemos dejado en el olvido por miedo?, no dejemos ni uno más, persíguelos, persigue tú realidad, no importa por lo que debamos pasar, porque solo así siendo constantes lo podremos conseguir.

Perder el miedo a nuestros miedos es el principio del éxito, no podemos detenernos a llorar por temores presentes, pasados o futuros, es el momento de hacer una vida de acuerdo a nuestros principios y deseos con la total confianza de que alcanzaremos nuestros sueños, metas y proyectos, y con ello nuestra REALIDAD.