Archive for noviembre, 2010


LA REALIDAD


¿Qué es la realidad?, ¿es como la vemos?, yo prefiero pensar que es un lugar en el que los sueños, los anhelos, las ilusiones y la esperanza viven guardados en nuestro interior y que sólo la llave de la fe y del amor tienen la capacidad de abrir para mostrarnos que la realidad no es aquella que nos niega la oportunidad de vivir feliz, sino aquella que cada uno de nosotros puede construir con todos esos sueños que tenemos guardados, los anhelos olvidados, las ilusiones dormidas y la esperanza que aguarda ser revivida, no debemos olvidar que la felicidad está dentro de nosotros y solo debemos dejarla salir.

Debemos seguir nuestro instinto, dejar que sean nuestros sentimientos los que nos animen a continuar con lo que tenemos en la mente, dejar salir todo lo que llevamos dentro del corazón aún cuando sabemos el riesgo que ello implica, aún cuando sabemos que tal vez podamos equivocarnos y tropezar una vez más, seguir sin miedo y no mirar atrás, la realidad solo la hacemos nosotros cuando seguimos creyendo en que podemos alcanzar todos esos sueños a pesar de los tropiezos que nos encontramos en cada paso que demos, porque sólo creyendo en nosotros seremos capaces de llegar a nuestra realidad.

Todos tenemos el instinto de pelear aunque a veces se nos olvide, y cuando se tiene ese pensamiento en el corazón de realizarlo, la oportunidad de hacerlo, ¿por qué no? ése es nuestro verdadero yo, no importa cómo lo vean los demás, lo que importa es cómo lo vemos nosotros, si realmente es lo que queremos hacer, si de verdad creemos en nosotros no debemos permitir que nada ni nadie nos lo impida, seamos nosotros únicamente los dueños de nuestra vida, y si nos equivocamos al menos lo habremos intentado, pero nunca dejar de hacerlo por lo que nos digan los demás, la realidad no es la que otros nos puedan decir, nuestra realidad será la que nosotros luchando sin rendirnos seamos capaces de alcanzar, no pensemos más en lo que sucederá y seamos capaces de enfrentar todas las pruebas, ¿cuántos sueños hemos dejado en el olvido por miedo?, no dejemos ni uno más, persíguelos, persigue tú realidad, no importa por lo que debamos pasar, porque solo así siendo constantes lo podremos conseguir.

Perder el miedo a nuestros miedos es el principio del éxito, no podemos detenernos a llorar por temores presentes, pasados o futuros, es el momento de hacer una vida de acuerdo a nuestros principios y deseos con la total confianza de que alcanzaremos nuestros sueños, metas y proyectos, y con ello nuestra REALIDAD.


Caminamos por la vida haciendo camino con pasos firmes y mirando al frente llevando con nosotros sólo lo necesario pero siempre procurando recoger todas las enseñanzas allá por donde vamos, durante nuestro caminar no siempre nuestros pasos han sido fuertes, en muchas ocasiones nos tambaleamos a veces incluso hemos perdido las ganas de andar, hemos creído estar perdidos, sin saber por dónde ir, en otras ocasiones nos sentimos como hojas que mece el viento, ligeros, aparentemente libres, pero en realidad prisioneros de ese viento que las mueve a su antojo.

Porqué no intentamos a partir de hoy que nuestros pasos sean firmes y ligeros y damos saltos de alegría imaginando que nuestro camino se parece el camino del “Mago de Oz”, con baldosas amarillas, paisajes mágicos rodeados de leones, espantapájaros y gentes de cuentos, si somos capaces de hacerlo comprobaremos que nuestro camino lo ilumina el sol cada día y nos hace ser felices.

Somos caminantes de la vida, y la experiencia nos ha enseñado que ningún camino es llano, que hay montañas, piedras y fuertes subidas y bajadas, habrá días en los que incluso nos falte el aliento, que sudemos por el esfuerzo o se apodere de nosotros la impotencia al comprobar que delante de nosotros hay un difícil tramo que forzosamente tenemos que recorrer, pero esas subidas, esos tramos incómodos y cansados serán los que nos darán mayor satisfacción, sube a la colina y desde lo alto mira hasta dónde has sido capaz de llegar, cuando lo hagas olvidarás el cansancio, el miedo o los pensamientos de que no podrías llegar y comprobarás que estás en lo más alto.

Y cuando una mañana despiertes y compruebes que has llegado a lo alto de una de esas montañas respira, coge aire, ese aire que llegará directo a tus pulmones, contempla el paisaje a tu alrededor, escucha el

Detente un momento en lo alto y te darás cuenta de que estás sonriendo, feliz de estar ahí, de sentir que el sol te da calor, te rodea, te acompaña allá donde vas es nuestro gran compañero, siempre, escucha el sonido del aire, mira volar los pájaros, contempla los árboles, las flores, todos nos acompañan, y ahora grita con fuerza ¡Creo en el amor!

El camino no es fácil pero si no te rindes, si luchas por tus ideales, tus sueños, si no te detienes ante una caída, si eres capaz de asombrarte y disfrutar todavía contemplando un amanecer, un anochecer, de dar un paseo por la montaña, por el bosque, por la playa, si detienes por un momento tu alocada carrera y disfrutas de todo lo bueno que la vida también nos da finalmente llegarás a esa cima que te está esperando.

VIVE, SUEÑA, AMA