¿Qué es la realidad?, ¿es como la vemos?, yo prefiero pensar que es un lugar en el que los sueños, los anhelos, las ilusiones y la esperanza viven guardados en nuestro interior y que sólo la llave de la fe y del amor tienen la capacidad de abrir para mostrarnos que la realidad no es aquella que nos niega la oportunidad de vivir feliz, sino aquella que cada uno de nosotros puede construir con todos esos sueños que tenemos guardados, los anhelos olvidados, las ilusiones dormidas y la esperanza que aguarda ser revivida, no debemos olvidar que la felicidad está dentro de nosotros y solo debemos dejarla salir.

Debemos seguir nuestro instinto, dejar que sean nuestros sentimientos los que nos animen a continuar con lo que tenemos en la mente, dejar salir todo lo que llevamos dentro del corazón aún cuando sabemos el riesgo que ello implica, aún cuando sabemos que tal vez podamos equivocarnos y tropezar una vez más, seguir sin miedo y no mirar atrás, la realidad solo la hacemos nosotros cuando seguimos creyendo en que podemos alcanzar todos esos sueños a pesar de los tropiezos que nos encontramos en cada paso que demos, porque sólo creyendo en nosotros seremos capaces de llegar a nuestra realidad.

Todos tenemos el instinto de pelear aunque a veces se nos olvide, y cuando se tiene ese pensamiento en el corazón de realizarlo, la oportunidad de hacerlo, ¿por qué no? ése es nuestro verdadero yo, no importa cómo lo vean los demás, lo que importa es cómo lo vemos nosotros, si realmente es lo que queremos hacer, si de verdad creemos en nosotros no debemos permitir que nada ni nadie nos lo impida, seamos nosotros únicamente los dueños de nuestra vida, y si nos equivocamos al menos lo habremos intentado, pero nunca dejar de hacerlo por lo que nos digan los demás, la realidad no es la que otros nos puedan decir, nuestra realidad será la que nosotros luchando sin rendirnos seamos capaces de alcanzar, no pensemos más en lo que sucederá y seamos capaces de enfrentar todas las pruebas, ¿cuántos sueños hemos dejado en el olvido por miedo?, no dejemos ni uno más, persíguelos, persigue tú realidad, no importa por lo que debamos pasar, porque solo así siendo constantes lo podremos conseguir.

Perder el miedo a nuestros miedos es el principio del éxito, no podemos detenernos a llorar por temores presentes, pasados o futuros, es el momento de hacer una vida de acuerdo a nuestros principios y deseos con la total confianza de que alcanzaremos nuestros sueños, metas y proyectos, y con ello nuestra REALIDAD.

Anuncios