Todos los seres humanos Lo que más deseamos y buscamos en la vida es la felicidad, pero en ocasiones somos nosotros mismos los que ponemos barreras para conseguirla aún cuando pensemos que estamos haciendo todo lo posible y poniendo nuestro mayor esfuerzo para alcanzarla, la felicidad no es un destino a donde se llega sin más, la felicidad se consigue paso a paso en nuestro camino por la vida, y en ese camino nos encontraremos con problemas que son los que tenemos que ser capaces de enfrentar y diferenciar.

Hay personas que tienen miedo a alcanzarla y aunque la tengan delante no ven qué está ahí, no saben apreciar o entender que lo que tienen es lo que les hace felices, otros piensan que la felicidad es el ¿dinero?, ¿la Fama?, ¿la posición?, ¿el tener o ser más que los demás?.

Si de verdad queremos vencer estos obstáculos y formar parte del grupo de gente que sí es feliz porque se conforma y valora lo que tiene, debemos seguir unas pautas para lograrlo.

1.- Deshacernos de nuestra armadura, no debe importarnos que nos vean como somos en realidad, no tenemos porque fingir ser lo que no somos solo por lo que de nosotros puedan pensar los demás, también debemos apartar ese miedo que con frecuencia tememos a ser felices porque pensamos que no lo merecemos, ese miedo es el que nos lleva a protegernos y colocarnos esa armadura en la que quedan atrapados nuestros sueños y deseos con la pensando que así nadie podrá verlos, alcanzarlos ni destruirlos, el resultado de esconderlos es que no damos un solo paso para hacerlos realidad, somos nosotros mismos los que ponemos las barreras .

Hay que ser conscientes de que al ocultar nuestros sueños no los estamos protegiendo, lo que estamos impidiendo es que se realicen cuando lo que debemos hacer es luchar con todas nuestras fuerzas y energías para convertirlos en realidad, esta decisión en ocasiones podrá llevarnos a tener desilusiones, desengaños, incluso a lastimarnos; pero también sí somos constantes y no nos rendimos nos llevará a lograr éxitos que de otra forma no conseguiremos jamás.

2.- Conectarnos con los deseos de nuestro corazón, para cerciorarnos de cuáles son los sueños y los deseos que duermen en el fondo de él, considerarlos y tratarlos como lo más importante de nuestra vida, y si fuera necesario anotar esa idea, ese sueño aunque nos parezca absurdo, cuando no tenemos claras cuáles son nuestras metas en la vida y por ello no sabemos cómo alcanzarlas, es una buena idea ayudar a nuestro cerebro a realizar esta exploración, lo importante es lograr conectar con lo que nuestro corazón desea realmente para así llegar a distinguir los diferentes caminos que tenemos para alcanzarlos, esos esfuerzos que estamos realizando nos llenarán de satisfacción, incluso podremos ver el comienzo de la felicidad.

3.- Todos somos mental y físicamente capaces de hacer todo lo que nos propongamos; los límites sólo los ponemos nosotros y ese miedo, todos merecemos el éxito, el amor, la felicidad…, es más cómodo o fácil decir “NO PUEDO” y es ese mismo pensamiento el que nos impedirá luchar por conseguirlo, el poder de la palabra es muy importante, más cuando nos lo estamos diciendo a nosotros mismos, si de verdad deseamos alcanzar esa felicidad tendremos que empezar por practicar una actitud positiva, fomentando la confianza en nosotros mismos, decir siempre “SI PUEDO” a todos los retos que nos plantee la vida, si lo hacemos así descubriremos que podemos hacer cosas que antes pensábamos eran inimaginables, imposibles, incapaces de lograr.

Para ser feliz es muy importante la honradez para seguir el camino correcto, no caer en la mentira, el rencor, el odio, el egoísmo…, para ser feliz simplemente hay que aceptar que lo que tenemos es lo más hermoso que se puede tener LA VIDA, y dar gracias cada nuevo día, luchar por nuestros sueños sin desear ser más que los demás, siendo nosotros mismos porque esa es la verdadera felicidad.

El dinero, la fama, la posición, son importantes si lo que buscamos es una felicidad efímera, pero si realmente deseamos encontrar la felicidad debemos perseguir y luchar por nuestros sueños, nuestros ideales, porque hay algo que jamás se podrá comprar con dinero y es LA VERDADERA AMISTAD, EL AMOR, CONTEMPLAR UN AMANECER, UNA PUESTA DE SOL…

La vida es el mejor regalo que nos han dado, no la desperdiciemos buscando únicamente lo material

Anuncios